9 de septiembre de 2016


Una ola de apoyo al juez Rafecas

Luego de que se publicara una solicitada pidiendo su destitución, desde distintos sectores sociales, culturales y políticos prepararon un contra-texto como respuesta.
Por Alejandra Dandan
Desde la noche del miércoles el juez federal Daniel Rafecas comenzó a recibir decenas de mensajes, textos y muestras de solidaridad de distintos sectores, espacios que salieron en resuelto apoyo de uno de los jueces caracterizado por “no responder a las pretensiones del poder”, como señaló Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo. Los abrazos fueron una respuesta inmediata a la solicitada conocida esa noche y aparecida en las ediciones de ayer de Clarín y La Nación que pedía sin vueltas su remoción por desestimar la denuncia del fiscal Alberto Nisman. A modo de contra-solicitada, ayer terminó gestándose un enorme movimiento de apoyo canalizado en un documento con firmas de integrantes de organismos de derechos humanos, abogados, magistrados, docentes, periodistas, científicos, académicos y referentes de distintos campos culturales y sociales. El texto denuncia la “persecución contra un juez independiente a través de esta inusitada práctica, cuya intención, a no dudar, es disciplinar a todos los operadores judiciales, que de tolerarse, afectará gravemente al Estado de Derecho y a las instituciones de la República”.
Anoche, las más de mil firmas reunían a Taty Almeida y Vera Jarach de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Eugenio Zaffaroni, integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; Horacio Verbitsky, presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales; Dora Barrancos, directora del Conicet; Juan Méndez, relator de la ONU, Diego Tatián, decano de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba. A integrantes del campo intelectual como Horacio González y juristas como Julio Maier, el economista Eduardo Basualdo. Firmaron integrantes del mundo del arte como Darío Grandinetti, Cecilia Roth, Fernán Mirás, Cristina Vanegas, Adriana Varela, Albertina Carri, Susana Hornos, Kevin Johansen. Jueces e integrantes del Poder Judicial como Adrián Grünberg, Miguel Angel Osorio, Alejandro Alagia, Marcelo Ferreira, Carlos Rozanski, Felix Crous, Roberto Falcone, María Laura Garrigós de Rébori, Victor Abramovich, Luis Niño. Lo mismo el periodista y matemático Adrián Paenza. El mundo de la academia y del campo de la memoria y los derechos humanos como Elizabeth Jelín, Sofía Tiscornia, Daniel Feierstein, Pilar Calveiro, Osvaldo Bayer. El mundo de la política como Héctor Recalde, Felipe Solá y Alberto Fernández. Carta Abierta. Organismos de derechos humanos. Memoria Abierta, el directorio de organismos de derechos humanos de la ex ESMA e innumerables sobrevivientes, familiares y testigos de los centros clandestinos de concentración de la última dictadura argentina. Firmas de las centrales gremiales. Y una declaración del colectivo nucleado en el Manifiesto argentino con las firmas entre muchos otros de Mempo Giardinelli, Noé Jitrik, Tununa Mercado y Alejandro Mosquera.
La solicitada que despertó este enorme reacción en cadena salió publicada en los diarios de ayer con la firma de sectores del poder judicial, empresarios encabezados por la Sociedad Rural, periodistas que trabajan en medios oficiales y en el grupo Clarín y políticos alineados al PRO. Tal como publicó el periodista Raúl Kollmann en la edición de ayer de este diario, la publicación parece un mecanismo de presión no sólo destinado a Rafecas. El juez cerró la denuncia que presentó Nisman por inexistencia de delito. La decisión fue confirmada por la sala I de la Cámara Federal. Pero los integrantes de esa sala, Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, convocaron para el jueves próximo una audiencia donde deben resolver un pedido de la DAIA para que se reabra la denuncia. Los organismos, organizaciones y cientos de hombres y mujeres que salieron a apoyar al magistrado recuerdan ese subtexto. Para fundamentar “tamaña solicitud” como el pedido de remoción –señalan– “se basan en un fallo del magistrado que fuera ulteriormente confirmado por la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal”. El documento agrega que “no podemos menos que rechazar de plano este grosero pedido de destitución contra el doctor Daniel Rafecas, por su intervención en aquel caso; intervención estricta, fundada, lógica y normativamente”. Luego de describir el pedido de remoción como una “persecución” y a Rafecas como un juez independiente, resaltan su compromiso con el trabajo con las garantías del Estado de derecho. “Reconocemos que la actuación de Daniel Rafecas ha sido con especial apego a las leyes y al igual que en la labor docente, ha demostrado un profundo compromiso con la defensa de los Derechos Humanos y las libertades democráticas”.
Durante las primeras horas del día, el Llamamiento Argentino Judío que preside Jorge Elbaum lanzó su propia convocatoria de firmas a través del portal Change. A las seis de la tarde, el marcador superaba las 2.700 adhesiones. “La persecución al juez Daniel Rafecas está motorizada por el diputado Waldo Wolff, ex vicepresidente de la DAIA -escribieron en el texto–, responsable de ensuciar la conducta proba de un juez de la Nación. Los ciudadanos que buscamos una justicia independiente de los intereses corporativos y ajenos a las presiones geopolíticas, repudiamos la ofensiva desatada contra funcionarios que no claudican, y permanecen fieles a la verdad y a los intereses de la Nación”.
Durante la mañana, los apoyos escalaron todo tipo de soporte. El juez recibió un mail del abogado Pablo Llonto, directo desde la sala donde se esperaba la sentencia por el juicio de lesa humanidad de San Martín. “Desde aquí toda, pero toda nuestra solidaridad, y de centenares de víctimas, familiares y organismos de derechos humanos que saben quién sos”. Estela de Carlotto le dijo a Página/12: “Creo que este abrazo a Rafecas significa un gesto de solidaridad. Hemos compartido con él espacios jurídicos donde ha actuado con toda corrección. Entendemos que es un hombre que se ajusta a derecho y que resuelve sin ningún tipo de componendas. Esto es una persecución insana, realmente detestable, que se le hace a una buena persona y buen juez porque no responde a algunas pretensiones de quienes suscriben la solicitada. Es realmente tan desagradable y tan antidemocrático. Es una infamia”.
En la sede de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Lita Boitano opinó en esa línea. “Salimos a apoyarlo porque Rafecas manejó nuestras causas y las lleva adelante, porque ha dado a conocer en otros lugares del mundo el horror de nuestros campos de tortura y exterminio. Esto nos dejó muy preocupados por las firmas de estos personajes tenebrosos. Es una cosa más de lo mucho que está pasando últimamente, pero estamos seguros que vamos a ganar esta pulseada porque se la merece”.
Julio Maier dijo que se anticipaba el contenido de la solicitada al leer las firmas. “Está el presidente de la Sociedad Rural, está Marcos Aguinis, algunos que colaboraron con el gobierno militar. Está muy clara la división del país. Personalmente nunca vi una corrupción tan grande dentro del Poder Judicial”. Recordó que Nisman es la persona a la que le han descubierto cuentas en el extranjero, viajes con modelos de vacaciones, inmuebles en otros países. “Nunca vi una cosa así. Deben existir corruptos, pero un fiscal que pide corrección de sus propios escritos a embajadas extranjeras o embajadas extranjeras que le pide sus escritos al sólo efecto de que el fiscal los formalice y los lleve ante la justicia... Sobre Rafecas, no se por qué se la agarran con él. No lo conozco en términos personales, pero me merece todo el respeto y mi cariño”.
Adrián Grünberg es titular del Tribunal Oral Federal 1, quien estuvo a cargo del Juicio Cóndor. “Conozco a Rafecas hace más de 20 años. Por sus cualidades técnicas y capacidad de trabajo es sin duda uno de los mejores jueces de Comodoro Py. También puedo dar fe de su calidad humana y hombría de bien, es un excelente académico. En 30 años de tribunales no he visto nunca un ataque tan furibundo e injusto. Espero que la Asociación de Magistrados de la que cual Rafecas es parte saque un comunicado diciendo algo sobre este ataque”.
Anoche, uno de los correos continuaba recibiendo adhesiones: yoapoyoarafecas@gmail.com
Habían recibido allí el apoyo de José María Monner Sans, abogado, hermano del Monner Sans de la solicitada.
Pagina 12

No hay comentarios: