26 de mayo de 2018

Pesada herencia
Por David Cufré

 
El volumen de importaciones entre enero y abril de este año marcó un record histórico. De acuerdo a los datos que presentó el Indec esta semana, fueron 22.994 millones de dólares, un 21,6 por ciento más que en igual período del año pasado, cuando las compras de productos del exterior habían totalizado 18.906 millones. Los máximos anteriores para el primer cuatrimestre se habían registrado en 2013, con 22.346 millones, y en 2014, con 22.232 millones. De ahí para atrás, las importaciones promediaron 17.000 millones de dólares en los cinco años anteriores. Es decir que la situación actual es excepcional. Otra diferencia entre lo que va de 2018 y aquellos años de mayores compras durante el kirchnerismo es la evolución de las exportaciones, ya que mientras en la actualidad sumaron 19.574 millones de dólares en el cuatrimestre, en 2013 fueron 23.344 millones y en 2014, 20.315 millones. En conclusión, el saldo de la balanza comercial presenta este año un enorme déficit de 3420 millones de dólares, también holgado record histórico, en tanto que en 2013 hubo superávit por 998 millones y en 2014 se anotó un rojo de 1917 millones. Cuando el presidente Macri dice que evitó una crisis se debe referir a la economía de otros países, porque los datos oficiales en relación a la Argentina muestran que a este ritmo los desequilibrios que se están acumulando preanuncian una corrección explosiva.
Más allá del impacto de la avalancha importadora sobre el entramado productivo, en materia de divisas la apertura aduanera forma parte de una dinámica que solo podía derivar en lo que está pasando, una fuerte devaluación de la moneda en cuanto se complicó el financiamiento externo, que tendrá severas consecuencias recesivas, hundirá el poder adquisitivo de los salarios, aumentará el desempleo y provocará una disparada de la pobreza y la desigualdad social. En resumen, una crisis como la de 2016, la segunda en dos años y medio de mandato de Cambiemos, que ya no sabe qué otros malabares hacer para descargar la responsabilidad de sus decisiones y sus políticas en una ficticia pesada herencia. Pesada herencia, en todo caso, fue la que tuvo que afrontar Néstor Kirchner en 2003 después de la destrucción masiva que dejaron los antecesores neoliberales del actual oficialismo, varios de ellos otra vez en la función pública.
El acuerdo que hoy negocia el Gobierno con el FMI es una demostración categórica del fracaso de los caminos emprendidos. El costo de ese manotazo de ahogado para no sucumbir ante una corrida cambiaria que podía desatar una corrida contra los depósitos en dólares lo pagará no solo la actual administración, sino que efectivamente se convertirá en una pesada herencia para el gobierno que lo suceda. Las proyecciones de economistas de la city como Miguel Angel Broda o Roberto Frenkel para este año ubicaban el déficit comercial entre los 11.000 y 12.000 millones de dólares. La contracción de la actividad económica que provocará el ajuste fiscal que reclama el FMI, junto con la devaluación ya producida, hacen prever que se achicará en algo esa cifra. Sin embargo, analistas del establishment también señalan que el aumento del dólar debería ser aún mayor, en torno a los 30 pesos hacia fin de año, para ayudar a cerrar más rápido la brecha del sector externo. Es lo que se estima pondrá como condición el Fondo Monetario, por lo cual suponer que la presión cambiaria de estos días llegará pronto a su fin es un exceso de optimismo. Más bien parece que sucumbirán antes las fantasiosas metas de inflación, ya que la variación de precios de este año no bajará de 27 por ciento, según los amigables analistas del mercado que en enero proyectaban 17,4 por ciento para 2018 en el Relevamiento de Expectativas del Banco Central. La confesión de Federico Sturzenegger de que las tasas de interés por las nubes no bajarán a corto plazo ratifica ese escenario.
Tal vez con menos análisis y apelando a la memoria histórica, los ahorristas se cubren con dos acciones. Por un lado aumentan sus compras de divisas y por otro iniciaron un lento pero persistente retiro de depósitos en dólares. Entre el 2 de mayo, cuando los ahorros en moneda extranjera en los bancos alcanzaron el record de 26.565 millones de dólares, y el 22 de este mes, último dato disponible, cuando los depósitos bajaron a 25.879 millones, la salida de divisas del sistema financiero totalizó 686 millones. Es apenas el 2,6 por ciento del total que había cuando arrancó el mes, pero la tendencia refleja el nerviosismo instalado entre los actores económicos. Las encuestas de opinión pública, a su vez, coinciden en que una mayoría en torno al 65 por ciento perdió la confianza en la palabra oficial. Esa, tal vez, sea una de las mayores dificultades del Gobierno para revertir la situación: la confirmación para muchos de que no era el mejor equipo de los últimos 50 años y que el desconcierto y las contradicciones en la gestión pública pueden agravar los problemas antes que encontrarle una solución. Sobre 14 jornadas hábiles del mes, en 12 los depósitos en moneda extranjera cayeron. Estos resultados, además, se producen cuando al mismo tiempo están subiendo las compras de divisas, que en un primer paso generan transferencias hacia cajas de ahorro en dólares, por lo cual la salida bruta seguramente se está dando a un ritmo superior.
La evolución de las reservas del Banco Central evidencia la profundidad del desafío. Desde el 19 de abril cayeron nada menos que en 10.357 millones de dólares, desde los 62.456 millones a 52.099 millones, a pesar del crédito por 2000 millones de dólares contraído con el Banco de Pagos Internacionales de Basilea y el acuerdo con los fondos de inversión Templeton y Blackrock para la compra de bonos Bote por unos 3000 millones de dólares. El único salvataje al que pudo echar mano el Gobierno ante semejante sangría fue acudir al FMI como prestamista de última instancia, a quien Nicolás Dujovne le está pidiendo que integre rápidamente 10.000 millones de dólares del stand-by ni bien concluyan las “negociaciones”. El Gobierno necesita mostrar de manera urgente que tiene aunque sea ese canal de crédito abierto para poner un dique a la inestabilidad. Sin embargo, la pregunta que no logra contestar, porque ni siquiera se atreve a formularla en público, es cómo cortará la hemorragia permanente de divisas por la dolarización de carteras. Desde el mismo levantamiento del “cepo” cambiario en diciembre de 2015, los ahorristas se volcaron a una compra imparable de dólares que en contextos de crisis como el actual se intensifica hasta alcanzar cifras record, pero que también se sostuvo en tiempos de paz cambiaria.
El plan en marcha, en definitiva, parece ser solo ganar tiempo para continuar con la aplicación del verdadero plan que vino a imponer la alianza del PRO, la UCR y Elisa Carrió: una reformulación estructural del patrón distributivo del ingreso nacional, en beneficio de sectores concentrados y en contra de las mayorías populares. Una indisimulable pesada herencia.
PAGINA 12
Una inmensa multitud colmó la 9 de Julio en rechazo a la política económica de Mauricio Macri
Un grito popular contra el Fondo Monetario
Entre locro, baile y música, cientos de miles de personas se reunieron para celebrar el aniversario de la Revolución de Mayo y repudiar el ajuste del Gobierno, el aumento de la violencia institucional y defender las políticas de memoria, verdad y justicia.
El Obelisco se convirtió en el centro de la fiesta en defensa de la Patria y la soberanía nacional.
Bajo el sol tibio del mediodía, organizaciones sociales, gremiales y políticas y ciudadanos autoconvocados comenzaron a colmar la avenida 9 de Julio. Una marea kilométrica y compacta, celeste, blanca y de todos los colores se movilizó desde distintos puntos del país para unir la celebración del 25 de Mayo con la crítica a las negociaciones del gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional. “El 25 de Mayo de 1810 las mujeres y los hombres que habitaban este suelo fueron protagonistas de la gesta revolucionaria que marcaría a fuego los destinos de nuestra historia. Se trataba de defender y organizar un pueblo ansioso de construir un destino común de Patria. Pero, 208 años después, una vez más, la Patria está en peligro”, aseguraron desde el escenario emplazado en el Obelisco, donde además se realizó un festival musical. El Presidente, mientras tanto, encabezaba una fiesta cerrada para funcionarios y un puñado de vecinos en la quinta de Olivos.
“Este es un gobierno para los ricos que va a aceptar todo lo que le imponga el Fondo, que siempre va a ser a costa de nuestros bolsillos, deteriorando la educación pública y los hospitales y bajando nuestras jubilaciones, pero nunca volviendo a imponer retenciones a las empresas mineras o al campo, o volviendo a ponerles el impuesto a las ganancias a los jueces”, dijo Guillermo, afiliado al sindicato docente bonaerense Suteba, mientras sostenía un cartel con la frase “Soberanía o FMI” escrita a mano. El docente de 50 años, que llegó con su familia desde la localidad bonaerense de Tigre, no dudó al afirmar que “la plata que nos va a dar el FMI no va a venir para ninguno de nosotros, sino que va a terminar financiando a los especuladores”. En la misma línea, Amparo, explicó que fue la sensación de “estar como sociedad y como país, en peligro de nuevo y bajo el poder de los Estados Unidos y del FMI” lo que la llevó a formar parte de la movilización. “Tenemos un gobierno autoritario y represor, que atenta contra los derechos de los trabajadores, de las mujeres y de los más débiles de la sociedad”, aseveró la joven de 25 años.
El aire frío, sigiloso, obligaba a abrazarse, a tomarse de la mano, a envolverse en banderas. La bronca y la tristeza parecieron devenir, de pronto, en un grito unánime para dar paso a la celebración. “Aunque hoy la consigna es otra, porque cambió el contexto político y cambiaron las condiciones, creo que lo más importante es venir a festejar este día”, afirmó Sebastián, que llegó al Obelisco con la familia de su novia para “defender la Patria y a mostrar nuestro inconformismo con todo lo que está pasando”. Como él, son muchos los que se sintieron parte de una jornada histórica: “No venimos por nosotros, sino por nuestros hijos y nuestros nietos. Quiero que ellos sepan que cuando el gobierno vendía el país, nosotros estábamos acá, movilizándonos”, señaló Diana, una mujer de 70 años con los ojos achinados por el sol. Por su parte, Silvia, una canillita, se mostró orgullosa de compartir el momento con sus hijas. “Allá lejos, hace tiempo, estuve en otras marchas en contra del FMI. Ahora les dije a mis hijas que tenían que venir”, aseguró, y sentenció: “Hay que estar siempre que se pueda para no ceder el lugar a los otros”
“Rechazamos los acuerdos de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional, su modelo de dependencia política y económica con las grandes potencias extranjeras que se están reeditando en nuestro continente, un plan sistemático que sólo ofrece a las mayorías populares un destino de miseria planificada. Rechazamos el endeudamiento externo que significa una cadena de dependencia sobre nuestro pueblo”, exclamaron los actores Osmar Núñez y Paola Barrientos al leer el documento que, a modo de manifiesto popular, reunió el conjunto de reivindicaciones planteados desde diversos espacios políticos y sociales. La lectura, interrumpida de a ratos con cantos y aplausos, continuó trazando un mapa de reclamos específicos contra la gestión de Cambiemos, entre los que se mencionaron “el salvaje tarifazo impuesto sobre los servicios públicos esenciales”, “la reforma previsional que ha licuado los ingresos de jubilados y pensionados”, “el desfinanciamiento educativo, el disciplinamiento del salario docente, el ataque a sus organizaciones gremiales y la persecución a la organización estudiantil”, “el proceso de flexibilización laboral iniciado al hacer crecer los niveles de desocupación”, “la radicalización de la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad” y “el ataque a las comunidades de nuestros pueblos originarios y el avasallamiento de sus derechos sobre tierras y cultura ancestrales”. 
Uno de los puntos más álgidos de la proclama llegó con el pronunciamiento en defensa de “las políticas públicas de memoria y lo conquistado en más de 40 años de lucha”: “Reafirmamos que el único lugar para los genocidas es la cárcel común. Seguimos exigiendo justicia para Santiago Maldonado y Rafael Nahuel”, consignó uno de los pasajes del texto. En el cierre, se exhortó a los presentes a “enfrentar al gobierno de Macri por el camino de la democracia, en las calles y en las urnas”. “En ese camino, y con estas reivindicaciones y desde estos principios, nos disponemos a forjar la unidad necesaria para construir definitivamente la Patria que soñamos”, enfatizaron los oradores ante el millón y medio de personas encolumnadas con los organismos de derechos humanos, partidos políticos y sindicatos de la Corriente Federal de la CGT y la CTA, entre otros.
 
El final del acto estuvo signado por la entonación del Himno Nacional, que cantaron, con la misma intensidad, militantes políticos y sociales, chicas con el pañuelo verde de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, grupos de señoras, adolescentes con la cara llena de acné, metaleros solitarios y familias enteras, con la mano en el pecho, el puño levantado o los dedos en forma de V. Con las últimas estrofas, empezó la desconcentración que se transformó, de a poco, en una marcha espontánea –como si se tratara de un acto reflejo– hacia una excesivamente vallada Casa Rosada. Allí, el grito “¡La Plaza es nuestra!” resonó como un eco disperso y terminó de delinear la postal de una jornada histórica que dejó en claro que hay un pueblo que no está dispuesto a resignar su soberanía y que, como hace poco más de 200 años, se hace cargo de su destino. 
Informe: Sibila Gálvez Sánchez.
En el quinto día de los bloqueos de camioneros hay desabastecimiento de insumos
Temer llama al ejército para evitar el colapso en Brasil
Temer había pactado con los transportistas una “tregua” de quince días a cambio de la cual les prometió el congelamiento del precio del diésel y la reducción de algunos impuestos. Pero el acuerdo fue traicionado por los empresarios transportistas.
Por Dario Pignotti
Un camionero observa el bloqueo de una autopista en la entrada a Río de Janeiro, donde ya se siente el desabastecimiento de insumos básicos.
PáginaI12 En Brasil
Desde Brasilia
Orden y progreso.  Al cumplirse el quinto día de los bloqueos realizados por miles de camioneros el presidente de facto brasileño Michel Temer convocó ayer las fuerzas armadas para evitar el colapso de San Pablo, Río de Janeiro y otras capitales debido al desabastecimiento de insumos básicos.  “De inmediato vamos implantar un plan de seguridad para superar los graves efectos  causados por esta paralización, comunico que accioné a las fuerzas federales de seguridad para desbloquear las rutas”, dijo Temer usando un tono de voz enérgico y ademanes firmes. Estaba sobreactuando su condición de comandante las fuerzas armadas. En rigor de verdad esta decisión antes que una demostración de autoridad, puso  en evidencia la crisis de gobernabilidad.
Diecisiete horas antes de ese discurso televisado había pactado con los transportistas una “tregua” de quince días a cambio de la cual les prometió el congelamiento del precio del diésel y la reducción de algunos impuestos.
El acuerdo fue traicionado por los empresarios y camioneros en las primeras horas del viernes cuando retomaron, y con más radicalización, la obstrucción del tránsito en carreteras federales y estaduales de al menos 24 de los 27 estados de la Unión. Temer es un no presidente: perdió prácticamente toda su autoridad. Sus decisiones son desoídas por los camioneros y hasta por parte de sus correligionarios del Movimiento Democrático Brasileño, que prefieren  distanciarse  del mandatario más impopular desde el fin de la dictadura.
Su foto espanta a los votantes cuando faltan poco más de cinco meses para las elecciones. Una encuesta aparecida ayer, del instituto Ipsos, indicó que tiene el 92 por ciento de rechazo de los encuestados. Otra publicada la semana pasada, de la consultora MDA, dice que sólo lo votaría el 0,9 por ciento de los brasileños y el 72 por ciento rechaza a la gestión surgida del golpe que derrocó a Dilma Rousseff en 2016.
Uno de los dilemas  del ocupante del Planalto es como llegar al fin del mandato. Y una de las opciones de las que ha echado mano con cierta frecuencia fue militarizar las crisis. Así ocurrió en febrero pasado cuando nombró al general Walter Souza Braga Netto como interventor de Río de Janeiro. Y poco después al designar al general Joaquim Silva e Luna como responsable del Ministerio de Defensa, el primer militar que ocupa ese cargo en un gobierno civil. La actuación del ejército en Río de Janeiro ha sido decepcionante: la estrategia de atacar las favelas para erradicar a los narcotraficantes fue un fracaso, mientras  las matanzas de los parapoliciales aumentaron. Una de sus víctimas de los “paras” fue la activista Marielle Franco, conocida por sus críticas al accionar castrense en las comunidades.
Ahora habrá que aguardar para constatar la eficacia de los militares para dar cuenta del movimiento de los transportistas. Ayer el general Silva e Luna prometió una “acción rápida” que permita desbloquear las carreteras y preservar la infraestructura critica. “El ejercito, la marina y la fuerza aérea  van a entrar para evitar el desabastecimiento”, anunció el ministro de Defensa.
Es imprescindible que las tropas sean eficientes para restablecer de inmediato el funcionamiento de los grandes centros urbanos. El alcalde de San Pablo, Mario Covas, decretó ayer el estado de “emergencia” ante la falta de combustible lo cual impidió la circulación del 40 por ciento de los colectivos, obligó a  suspender la recolección de basura y redujo el tiempo de patrullaje de la policía. En Río de Janeiro hubo un 70 por ciento menos de colectivos y ayer por la noche había pocas estaciones de servicio a las que les quedaba nafta. En Brasilia se acabó el kerosene para aviones en el Aeropuerto internacional.

¿Huelga o lockout?

Esta  medida de fuerza realizada por empresarios, que probablemente  aportan dinero para garantizar una logística costosa,  no puede confundirse con “una huelga de trabajadores”, explica el abogado laboralista Normando Rodrigues, asesor de la Federación Unica de los Petroleros. Pero parte de las decenas de miles de participantes en los piquetes son camioneros “autónomos”, dueños de sus unidades, y choferes (algunos presionados por sus jefes) por lo cual este paro  tampoco es un “lockout” clásico. Aunque se le parece.
El caso es que ninguna de las huelgas  organizados por los sindicatos de trabajadores desde el inicio del gobierno temerista tuvo la potencia de este “lockout” heterodoxo. Perjudicados por la contra-reforma laboral los sindicatos están a la defensiva. Son víctimas de la represión de la policía y la amenaza de unas fuerzas armadas educadas para reprimir organizaciones populares. En mayo de 2017 fueron movilizadas contra un concentración gremial realizada en Brasilia. Ahora los militares tendrán que entrar acción y demostrar su disposición de poner orden contra  camioneros que en buen número son simpatizantes del candidato presidencial y ex capitán Jair Bolsonaro. Uno de los piqueteros dijo a radio CBN que para acabar con la corrupción de Temer lo mejor sería “la intervención militar”.
Pagina 12

El líder del Frente Renovador lo aseguró en una reunión en Tigre
Massa quiere jugar por adentro
Massa les aseguró a Fernando Espinoza y a Verónica Magario que su intención es competir por dentro del peronismo, aun en el caso de que Cristina Kirchner sea candidata. La reunión fue el jueves en el centro de monitoreo de Tigre.
Por Fernando Cibeira
Fernando Espinoza y Verónica Magario participaron ayer de la movilización a Plaza de Mayo.
Sergio Massa aseguró que su intención es presentarse por dentro del peronismo en 2019, aún en caso de que Cristina Kirchner finalmente sea candidata. Así se lo dijo al diputado Fernando Espinoza y a la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, en el encuentro del que participaron el jueves en Tigre, del que también formó parte la jefa del bloque de diputados del Frente Renovador, Graciela Camaño. Es la primera vez que el líder del FR expresa su deseo de aportar a la unidad del peronismo en las elecciones del año próximo, algo de lo que su partido, hasta ahora, ofrecía señales ambiguas.
Espinoza y Magario se vienen reuniendo en reserva con varios de los principales referentes del peronismo en su idea de construir internamente la idea de la unidad para enfrentar al macrismo. Generalmente se reúnen con gobernadores y legisladores del interior, pero en este caso se encontraron con Massa. Es que además de la situación del peronismo tenían otros temas en la agenda referidos específicamente a la provincia de Buenos Aires y a las cuestiones de seguridad, por eso la reunión se hizo en el centro de monitoreo de Tigre, uno de los lugares favoritos de Massa. 
En este tema, una de las quejas de los dirigentes peronistas es la discriminación que aseguran sufrir de parte de la gestión de María Eugenia Vidal y de las autoridades nacionales. “Cuando asumieron ellos, en La Matanza teníamos 6 mil efectivos dedicados a la seguridad y ahora tenemos 4 mil. Pensar que en la Capital hay un total de 34 mil efectivos para la mitad de territorio”, le contaron Espinoza y Magario a Massa. El líder del Frente Renovador les prometió hacer frente común en esta problemática frente a Cambiemos, especialmente en las iniciativas que se están discutiendo en la Legislatura bonaerense.
Pero lo más interesante de la velada fue cuando se pusieron a conversar de la situación de peronismo. “Queremos que vayan todos por adentro, nadie por afuera”, desplegaron Espinoza y Magario su credo ante Massa, quien les aseguró que su idea es jugar por adentro. Sería el fin para algunas idas y venidas del massismo. En febrero pasado, Massa dio su visto bueno para que los diputados Felipe Solá y Daniel Arroyo se sumen al equipo que se puso a trabajar con la idea de un frente del campo nacional y popular para 2019 junto a Daniel Filmus, Agustín Rossi, Alberto Fernández y Chino Navarro. Pero la decisión generó un debate interno. Quienes se oponían dentro del Frente Renovador –se mencionaba a Camaño como una de ellas– veían esa convocatoria como algo armado por el kirchnerismo para que todos terminaran jugando a su favor. 
Luego, cuando el senador Miguel Angel Pichetto lanzó en Gualeguaychú el agrupamiento del peronismo de “centro” o “racional”, más cercano a la visión de los gobernadores, Camaño estuvo en primera fila, definiendo a ese sector como lo opuesto al kirchnerismo con el que no pensaban juntarse. Por eso, la definición de Massa en el encuentro en Tigre del jueves fue reveladora, especialmente porque Camaño también estuvo presente. Incluso, les aseguró que jugará por adentro aún en el caso de que Cristina Kirchner fuera candidata. Claro que a Massa no le da lo mismo que la ex presidenta se postule o no, y mostró su inquietud al respecto. “Nosotros no lo sabemos. Y, la verdad, creo que a esta altura ella tampoco lo tiene resuelto”, le respondieron Espinoza y Magario. La respuesta probablemente no lo tranquilizó.
También sobrevoló la conversación la posibilidad de una candidatura de Felipe Solá, versión que tomó cuerpo en los últimos días. Dijeron que eran el presidente del PJ Bonaerense, Gustavo Menéndez, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y el jefe de gabinete Alberto Fernández, quienes están dedicados por estas horas a darle aire a las posibilidades de Solá. “Quien quiera ser presidente necesita ganar la provincia de Buenos Aires y Felipe sin el apoyo de los intendentes no la puede ganar”, analizaron los representantes de La Matanza, el distrito más populoso del GBA. Ese apoyo, sostuvieron en la reunión, todavía no está.
Pagina 12

25 de mayo de 2018

Masiva manifestación en el Obelisco
Un grito patrio contra el FMI
Una multitud rechazó las políticas de ajuste y los condicionamientos del Fondo Monetario Internacional. “Sabemos de qué se trata, el colonialismo neoliberal sólo ofrece miseria”, se planteó en el documento que se leyó antes de que las miles de personas presentes cantaran el Himno Nacional como cierre de la movilización.
Miles de personas expresaron en el Obelisco su rechazo al acuerdo que el gobierno de Mauricio Macri negocia con el Fondo Monetario Internacional y a la profundización del ajuste. La multitud, movilizada bajo la consigna la “La Patria está en peligro” a instancias de organizaciones sociales, gremiales y políticas que llamaron a manifestarse en el marco de la celebración del 25 de Mayo, colmó la Avenida 9 de Julio y cantó el Himno Nacional para cerrar la concentración. Desde el palco se leyó antes un documento en el que se defendió el valor de lo público, se expresaron críticas al gobierno nacional y se plantearon diversas reivindicaciones.
La lectura del documento fue el momento culminante de una movilización que comenzó poco después del mediodía, cuando las columnas de las distintas organizaciones convocantes y también la gente que se sumó en forma individual  empezaron a poblar la Avenida 9 de Julio. La postal contrastó con la de la Plaza de Mayo vallada horas antes, cuando Mauricio Macri se trasladó desde la Casa de Gobierno a la Catedral rodeado de funcionarios y fuerzas de seguridad y lejos de la gente  .
Muchos marcharon hacia el Obelisco con banderas argentinas; otros llevaron las de agrupaciones partidarias. El hit del verano se cantó una y otra vez desde temprano y volvió a escucharse apenas terminaron los últimos acordes del Himno Nacional, que marcó el cierre de la movilización. En el escenario lo entonaron, entre otros, actores, Madres de Plaza de Mayo y Sergio Maldonado.
Los actores Osmar Núñez y Paola Barrientos alternaron la lectura de un texto que fue consensuado por los diferentes convocantes a la manifestación. De la convocatoria participaron los gremios de la CGT más críticos al Gobierno, la Corriente Federal y las dos CTA. También estuvieron presentes entre la multitud el titular de Suteba, Roberto Baradel; la de Ctera, Sonia Alesso; y Eduardo López, de UTE, quienes fueron algunas de las caras más visibles de la Marcha Federal Educativa concretada hace solo dos días atrás, y varios dirigentes políticos de la oposición.
En el documento se proclamó la defensa del “trabajo digno que generan las riquezas de la patria” y se reivindicó a las “organizaciones gremiales, los derechos conquistados y las paritarias libres”. Además, se planteó “la necesidad del desarrollo industrial, protegiendo a las economías regionales” en el marco de un “federalismo amenazado por el programa del saqueo”.
Además, en el texto se hizo una defensa de “la capacidad creativa del pueblo”, organizado en el trabajo cooperativo y la “organización barrial y social”, y se expresó el apoyo a la educación pública y al rol del Estado para hacer frente a las corporaciones.
En esa línea, hubo una defensa de las políticas de  memoria de los años anteriores al macrismo y se remarcó que “el único lugar para los genocidas es la cárcel”, al tiempo que se reclamó justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel y bregaron por el respeto a los pueblos originarios, que han sufrido “el avasallamiento de sus culturas ancestrales”.
A días de una nueva marcha de Ni Una Menos, prevista para el próximo 4 de junio, hubo una muestra de apoyo a ese movimiento que “sacude las entrañas de la cultura patriarcal dominante”; y reclamaron paridad de género “en términos políticos, económicos, sociales y culturales”.
En otro pasaje del documento se demandó “libertad de expresión y comunicación popular” para evitar la concentración de medios en pocas manos, lo cual llevaría a “la construcción de un pensamiento único que legitime los programas de ajuste y saqueo”.
Hubo además una revalorización de la democracia “para el futuro que se construye”, por lo cual se pidió “la libertad de todos los presos políticos y el cese de la persecución”; y de la política “como herramienta de transformación que no permita nunca más un gobierno que miente y cuyo proyecto es el saqueo”.
Finalmente, se habló de la “necesidad de integrar nuestro destino con América Latina”, y se recordó que “enfrentamos el colonialismo y el Plan Cóndor”. En el cierre se definió a los argentinos como “un pueblo digno con memoria”, que “sabemos de qué se trata, el colonialismo neoliberal sólo ofrece miseria”, al que se llamó a “enfrentar las calles y en las urnas” en el marco de “la unidad necesaria para construir la Patria que soñamos”.
Pagina 12

El titular de la Anses deberá declarar ante la Justicia sospechado de corrupción

El juez Claudio Bonadio investiga si las ventas de acciones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), por parte del organismo que preside Emilio Basavilbaso, generó un perjuicio para el Estado.

Diario Registrado
Dujovne abre la puerta a las retenciones; Etchevehere la cierra
Otra guerra del campo, pero con el FMI
“Todas las opciones están sobre la mesa”, dijo el ministro de Hacienda al ser consultado sobre las retenciones a la soja, el trigo y el maíz. Voceros del titular de Agroindustria, en cambio, aseguran que la opción está descartada.
Nicolás Dujovne y la urgencia por bajar el déficit. El fondo exige; los ruralistas rechazan.
Por la mañana, Nicolás Dujovne fue consultado, en conferencia de prensa, sobre la versión de que el gobierno suspendería la reducción paulatina de las retenciones a la exportación de soja, actualmente en el 27,5 por ciento. “No tengo ningún anuncio para hacer al respecto, (pero) el compromiso es acelerar la convergencia hacia el equilibrio fiscal y todas las opciones están sobre la mesa”, respondió. Por la tarde, tras una reunión entre el ministro de Hacienda y su par de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, un vocero de este último informó que en el encuentro se habló de la necesidad de reducir el déficit fiscal y, en ese contexto, se tocó el tema de las retenciones. “Sigue la baja de medio punto por mes, no hay ningún cambio”, señaló el vocero. Entre uno y otro hecho, se conoció la fuerte queja de las entidades rurales por la opción en estudio, un pedido de la Mesa de Enlace al presidente de la Nación de una audiencia para tratar el tema, y un duro documento de “productores autoconvocados” condenando la vuelta a las retenciones. Los autoconvocados, en tanto, fueron más duros, al reclamarle a Mauricio Macri en una nota: “sáquese de encima a los tilingos, a los progres tardíos y a los kirchneristas reciclados”.
Según la versión circulante hasta ayer, Dujovne proponía no sólo detener la baja programada en las retenciones a la soja, sino también volver a imponer una tasa del 10 por ciento al maíz y al trigo. El planteo, se suponía, iba a ser considerado con el presidente de la Nación, en el marco de las urgentes medidas que busca implementar el gobierno para mostrar, ante el FMI, la voluntad de reducción del déficit fiscal. El ministro de Hacienda tiene previsto viajar a Washington la semana próxima, donde ya se encuentra parte de su equipo trabajando con técnicos del Fondo en los prolegómenos del acuerdo “stand by” que se firmaría en las próximas semanas.
Por la mañana, en diálogo con Radio Del Plata, el presidente de la Sociedad  Rural Argentina, Daniel Pelegrina, señaló que “rechazamos de plano todas estas posibilidades” de mantener las retenciones en los niveles actuales. Indicó que “podría haber algún ruido entre quienes están asesorando al Presidente, habría que ver de dónde viene, y me parece mal, porque la semana pasada el Presidente nos habló del pésimo impuesto, por llamado así, que son las retenciones a la exportación, y el carácter regresivo que tienen la economía en general”. Pelegrina insistió en que se trataba de rumores y de “algún ruido”, ya que ni Etchevehere ni Luis Caputo, son quienes estuvo reunido en los últimos días, habían hecho mención del tema. Dejó así a Dujovne, claramente, del otro lado de la raya que trazó entre quienes rechazan la propuesta y quiénes la estarían impulsando. Tras el encuentro entre Dujovne y Etchevehere, fueron los voceros de este último los que descartaron la medida.
Los productores autoconvocados de las provincias del centro y norte del país le advirtieron al gobierno nacional que “no es aumentando los impuestos que se solucionará nuestro déficit crónico (...); las retenciones sólo han servido para destruir la actividad (...). La sola mención de las retenciones como herramienta es el símbolo que seguimos leyendo la realidad con el mapa equivocado y que el cambio, en mucho de sus colaboradores, no es más que un eslogan”. Finalmente, los autoconvocados le piden al Presidente: “Sáquese de encima a los tilingos, a los progres tardíos y a los kirchneristas reciclados”.
Pagina 12
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En el futuro Dujovne sera recordado como uno de los peores ministros de economía, junto a Caballo , López Murphy.

La Plaza de Mayo amaneció blindada por la visita de Macri a la catedral

Las cámaras de televisión mostraron las vallas que impiden el paso de los vecinos y una multitud de policías que recorren la zona. El Presidente arribará a las 10.
La Plaza de Mayo amaneció con vallas en todo su perímetro y con barreras antidisturbios en calles aledañas para impedir el paso de los transeúntes. El motivo es que el presidente Mauricio Macri asistirá al tradicional Tedeum en la Catedral metropolitana, y ofrecerá luego un locro en la residencia de Olivos, al cumplirse un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo.
El jefe de Estado concurrirá a las 10 a la Catedral, donde la ceremonia será presidida por el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli.
Macri irá acompañado por su esposa Juliana Awada; la vicepresidenta Gabriela Michetti; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.
También participarán del Tedeum integrantes del gabinete nacional, y antes del oficio el Presidente y el cardenal dejarán una ofrenda floral en el mausoleo donde se encuentran los restos del General José de San Martín.
No obstante, la jornada comenzará las 9 en Casa de Gobierno, donde el Presidente compartirá un chocolate caliente con invitados y luego caminará desde la explanada de la Casa Rosada hacia la Catedral.
Después de la celebración religiosa, Macri ofrecerá un almuerzo en la residencia de Olivos.
La celebración del Tedeum se realiza todos los 25 de mayo desde el primer gobierno patrio de 1810, en agradecimiento a Dios por el surgimiento del Estado argentino.
El Destape

Cristina: "Al desastre económico, no se le puede sumar la tragedia de la violencia"

La ex presidenta hizo una evaluación de los doce años del gobierno kirchnerista y analizó la crisis que atraviesa el gobierno de Mauricio Macri.
La senadora de Unidad Ciudadana Cristina Kirchner escribió una nota de análisis sobre el 25 de mayo, el gobierno de Néstor Kirchner, el desempeño de los tres gobierno kirchneristas y el presidente, Mauricio Macri, quien lleva tomados más de 100.000 millones de dólares de deuda.
Entre los logros de la Argentina durante los doce años del gobierno anterior, Cristina recordó que el país tuvo su deuda más baja en relación al PBI, pese a que "Néstor Kirchner asumió con el mayor default de deuda soberana de la historia del mundo sobre su espalda".
"A los dos años y medio de gestión, Néstor Kirchner había reestructurado el 76% de la deuda externa defaulteada y pagado íntegramente la deuda de la Argentina con el FMI, permitiendo así al gobierno, comenzar a desarrollar una política económica con autonomía nacional en la toma de decisiones", sostuvo en la nota que fue publicada en el sitio El Cohete a la Luna que dirige Horacio Verbitsky.
La ex presidenta además recordó que el gobierno de Macri emitió el informe “Argentina: land of oportunities. Strong Country Fundamentals”, que elogió las condiciones de la Argentina en 2015. "Esto demuestra que el discurso de “la pesada herencia” fue una verdadera mentira sostenida por el blindaje mediático y propalada por la cadena nacional privada de la desinformación de los grupos hegemónicos de comunicación. Raya en lo ridículo y viola el más elemental sentido común, pretender que un país que estaba “fundido” logre obtener más de 100.000 millones de dólares de los mercados internacionales", escribió.
Acerca de la gestión de Macri, la dirigente recordó que el actual presidente "es el primer presidente del período democrático que va de 1983 a 2015, que asume sin crisis institucional, política, social, ni económica".
La nota de Cristina termina con un alerta hacia el endeudamiento del Presidente que ya supera los 100 mil millones de dólares y exigió que la crisis económica no termine con "palos" contra el pueblo.
"A diciembre de 2015, nuestro país contaba con la deuda soberana más baja de su historia, y una de las menores del mundo en relación a su PBI. Por si esto no bastara, en los dos años y medio del gobierno de Mauricio Macri, ingresaron más de 100.000 millones de dólares en concepto de nuevo endeudamiento, y se batieron récords globales de toma de deuda", manifestó.
Cristina pidió que la crisis no sea agravada con violencia: "A la irresponsabilidad de haber llevado a la Argentina a este desastre económico, no se le puede sumar la tragedia de la violencia. Es necesario recordar que nada bueno ocurrió, para nuestro país, cuando se quiso reemplazar a la razón por los palos o se impuso el silencio frente a los reclamos del pueblo".
El Destape

Como en la dictadura, el gobierno quiere que el Ejército sea el encargado de la represión

El jueves por la noche, funcionarios del área de seguridad mantuvieron una reunión para discutir la posibilidad de rever las funciones del Ejército.

El Gobierno nacional analiza la decisión política de darle vía libre al Ejército para que intervenga en temas de seguridad interior.
Según reveló el columnista de La Nación, Carlos Pagni, el jueves por la noche hubo una reunión en Olivos de la que participó Fulvio Pompeo, mano derecha de Marcos Peña para el área de Defensa, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich , el secretario de Seguridad Eugenio Burzaco y el ministro de Defensa Oscar Aguad .
El objetivo del encuentro fue debatir la posibilidad de modificar el decreto 727 de la ex ministra de Defensa, Nilda Garré que establecía que las Fuerzas Armadas Argentinas (FAA) no pueden intervenir en temas de seguridad interior.
“Están discutiendo la posibilidad de modificar este decreto, para que las Fuerzas Armadas puedan prestar servicios de seguridad y, de esa forma, que liberen gente de seguridad para su cometido”, indicó el periodista oficialista.
No obstante, dentro de la jefatura de Gabinete no ven con buenos ojos la iniciativa y existe un sector de las Fuerzas Armadas que no quiere convertirse en policía.
En tanto, Pagni advirtió que “esta noticia de transferir personal militar para tareas de seguridad, en este contexto, luce como un Gobierno que se prepara para ser más duro”.
El Destape

24 de mayo de 2018

El presidente de Nucleoeléctrica les confirmó a sus gerentes que Atucha III no se construirá
Se agudiza la crisis del sector nuclear
Fuentes de Nucleoléctrica aseguraron a Página/12 que unos 600 trabajadores perderían su empleo, la inmensa mayoría de los que integran la Unidad de Gestión de Proyectos Nucleares que iba a tener a cargo la obra. Silencio del Gobierno.
Por Fernando Krakowiak
Desde el Gobierno dejaron trascender que la cancelación de Atucha III es por “restricciones presupuestarias”.
El presidente de Nucleoeléctrica Argentina, Rubén Omar Semmoloni, les informó el martes a los gerentes de la empresa que el Gobierno finalmente decidió no construir la central nuclear Atucha III, que se iba a financiar con un préstamo de China. El inicio de la obra se venía postergado desde que Mauricio Macri asumió la presidencia en diciembre de 2015, pero las autoridades habían asegurado en distintas ocasiones que la central se iba a llevar adelante. Ahora la novedad sobre la cancelación del proyecto se filtró a la prensa a través de la jefatura de Gabinete, pero ningún funcionario lo confirmó públicamente. Fuentes de Nucleoléctrica aseguraron a PáginaI12 que unos 600 trabajadores perderían su empleo, la inmensa mayoría de los que integran la Unidad de Gestión de Proyectos Nucleares que iba a tener a cargo la obra.
El acuerdo con China lo cerró el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. El 18 de julio de 2014, el entonces ministro de Planificación, Julio de Vido, dio el puntapié inicial al firmar con el director de la Administración Nacional de Energía de China, Xu Xinxiong, un convenio de cooperación para la construcción de una cuarta y una quinta central, que se iban a sumar a Embalse, Atucha I y Atucha II. A partir de entonces, se comenzaron a negociar los detalles y el 15 de noviembre de 2015 ambos países le pusieron la firma a los convenios técnicos y comerciales de Atucha III en la ciudad turca de Antalya. Además, en aquel encuentro se acordó la versión final del contrato marco por la quinta central nuclear.
Atucha III iba a ser un reactor de uranio natural y agua pesada para aprovechar la experiencia y los recursos que el país tiene en esa área luego de haber concluido Atucha II. Sin embargo, el interés principal de los chinos era venderle al país su reactor PWR de uranio enriquecido y agua liviana, tecnología hacia la cual Argentina tenía decidido migrar pero de modo gradual. Para conformar a ambas partes, el acuerdo contempló financiamiento chino para la construcción de una cuarta central de uranio natural y agua pesada de 760 MW y una quinta de uranio enriquecido y agua liviana de 1000 MW. 
Inicialmente estaba previsto que las obras comenzaran en 2016, pero luego del cambio de gobierno el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y el subsecretario del área, Julián Gadano, confirmaron que ese año no habría novedades porque se estaban revisando los contratos.
Como parte de esa revisión, a fines de 2016 Argentina propuso avanzar primero con la central que menos interés les genera a los chinos y postergar dos años la que más los seduce. No parecía una oferta muy tentadora para el gigante asiático y, como era de esperar, no prosperó. Pese a ello, desde el gobierno siguieron diciendo que el proyecto estaba en marcha e incluso en abril filtraron al portal Infobae que finalmente se había firmado el contrato con China para la construcción de Atucha III. Un mes después fue ese mismo portal quien informó que el proyecto quedó cancelado por “restricciones presupuestarias”, pese a que el acuerdo preveía un período de gracia que permitía comenzar a pagarle a China recién cuando Atucha III estuviese funcionando. Ante la consulta de PáginaI12 en Energía se limitaron a responder: “Sin comentarios”.
La crisis del sector nuclear, que comenzó con este gobierno, se agudizará a partir de ahora, pues a los despidos que se esperan en Nucleoeléctrica se le sumará la profundización del conflicto en la Planta Industrial de Agua Pesada de Arroyito, compañía estatal que está sin producir desde el año pasado y tenía centradas sus expectativas en la construcción de Atucha III.
Pagina 12
------------------------------------------------------------------------------------------------
El aumento de las tarifas motivan la caída de consumo, también el cierre de empresas por lo tanto no hace falta generar mas energía, este pensamiento de mosquito retrasa a la Argentina 20 años.No Incrementaron un solo Kw  de generacion. son una desgracia para la Nacion Argentina.
Miles de docentes reclamaron en Plaza de Mayo más fondos para la educación y que se llame a la paritaria nacional
“La única respuesta del Gobierno es el ajuste”
La Marcha Federal reunió a maestros de todo el país con la consigna “la escuela argentina enseña, resiste y sueña”. La titular de Ctera, Sonia Alesso, dijo que “la discusión no es sólo por el modelo educativo”, sino también por “el modelo de patria”.
Por Laura Vales
La convocatoria fue masiva y confluyeron cinco columnas provenientes de las provincias.
Más de 200 mil maestros de todo el país se concentraron en la Plaza de Mayo para exigirle al gobierno nacional que se haga responsable de la educación pública. Con la consigna “la escuela argentina enseña, resiste y sueña”, los gremios docentes, que recorrieron las provincias durante tres días con cinco columnas o caravanas antes de llegar a la Ciudad de Buenos Aires, reclamaron a la Casa Rosada que convoque a la paritaria nacional y destine más fondos a la inversión educativa. Además, advirtieron que las políticas que empobrecen las aulas de escuelas primarias, secundarias y universidades del Estado son un brazo de un modelo que Argentina ya conoció con la dictadura y los ‘90. “La discusión no es sólo por el modelo educativo: es por el modelo educativo y por el modelo de patria”, definió Sonia Alesso, la titular de Ctera, en un discurso que cerró llamando a las demás organizaciones gremiales a convocar a un paro nacional para frenar el ajuste.
La de ayer fue la segunda Marcha Federal Educativa del año, ya que los docentes habían hecho otra en marzo. A tres meses de distancia, el panorama no muestra grandes mejoras. La imposición del gobierno nacional de un techo a los aumentos salariales del 15 por ciento en cuotas, convalidado por muchos gobernadores, mantiene conflictos abiertos en ocho provincias. En algunas, como Neuquén y Chubut, los maestros llevan 44 y 20 días de huelga. En Chubut vienen cobrando con 35 días de atraso. Está el caso de Jujuy, donde Gerardo Morales otorgó un aumento del 5 por ciento, con una vaga promesa de que en junio se verá. La situación bonaerense es más conocida, en gran medida por la decisión de Cambiemos de poner a María Eugenia Vidal como primera espada del ajuste.
Pero además de la cuestión de los sueldos no hay prácticamente ninguna provincia en la que los docentes no denuncien, como un problema grave, el desfinanciamiento de la educación. Las quejas hablan de falta de edificios, cierre de escuelas, aulas superpobladas, pérdida de talleres en las escuelas técnicas, materias sin cubrir porque no hay nombramientos, estudiantes sin becas y sin libros, achicamiento de los posgrados de capacitación gratuitos. 
La Marcha Federal –y los actos y movilizaciones que se hicieron los días previos en las provincias– fueron el escenario en que los dirigentes explicaron cómo la eliminación de la paritaria nacional –que Mauricio Macri derogó por decreto– dejó a los gremios sin el ámbito donde defendían la inversión educativa.
Según los datos de Ctera, el Gobierno ya dejó de cumplir con el piso del 6 por ciento del PBI que la ley ordena al Estado destinar a educación. A fines de 2015, cuando Cambiemos asumió la Presidencia, esa inversión era del 6,2 por ciento. Hoy, de acuerdo a datos oficiales, está en el 5,8. 
“Son millones que dejan de llegar, por ejemplo, al Fondo Compensador de Desigualdades Salariales que garantizaba que en las siete provincias más pobres del NOA y el NEA no hubiera maestros con sueldos de segunda”, advirtió Alesso. El Fondo de Incentivo Docente, que cobran todos los maestros del país, a modo de complemento salarial y con dinero de la Nación, no tuvo aumento desde 2016. Una vez suspendida la paritaria nacional, no volvió a ser actualizado. Otros compromisos que dejaron de cumplirse a pesar de estar fijados por ley o paritaria hacen a la capacitación docente (con el desguace del plan de formación permanente y gratuita para maestros estatales y privados), la construcción de edificios escolares (un caso son los tres mil jardines de infantes que debían hacerse con fondos presupuestados el año pasado, de los que sólo se concretaron algunas aulas). Los alumnos dejaron de recibir libros. Los bachilleratos para adultos están siendo cerrados. Los institutos de formación terciaria estatal también quedaron en la mira de los recortes. En una nota aparte, algunos de los docentes que llegaron desde el interior a la Plaza de Mayo detallan estas situaciones, casi siempre de escasa difusión, pero que se extienden como un mal generalizado. 

- - -

El escenario para el acto fue montado mirando a la Avenida de Mayo. Las columnas, concentradas desde la altura del Congreso, colmaron la Avenida de Mayo para avanzar hacia el Cabildo. Otros dos brazos de la marcha entraron por las dos diagonales que llevan a la plaza. Llegaron en un clima festivo, con el fondo de trompetas de las bandas de vientos, entre el humo que los puestos de hamburguesas deparan a las movilizaciones masivas. Los organizadores estimaron en 280 mil el número de manifestantes. 
Los cantos y carteles apuntaron contra el modelo educativo de Cambiemos (“La escuela del futuro atrasa 100 años”) y reivindicaron como “un orgullo” o incluso “parte de nuestra identidad docente” la resistencia a su imposición. Los discursos expresaron un tono abiertamente confrontativo. 
“Este es un ajuste que la escuela pública y los docentes no nos merecemos”, dijo Mirta Petrocini, del gremio bonaerense FEB. “Tenemos la clara convicción de que esta unidad le va a poner freno. Tenemos un solo lado, el de la defensa de nuestros derechos y de la escuela pública que cobija a nuestros chicos, a nuestros jóvenes y adultos”.
“Este gobierno debe honrar el compromiso de promover la negociación colectiva, firmado por la Argentina con la OIT. A los docentes privados el ajuste nos llegó cuando eliminaron la paritaria nacional, porque nuestro salario es el mismo que cobran los docentes estatales. Los docentes tenemos derecho a tener paritarias con este gobierno y con todos”, planteó Pedro Bayúgar, de Sadop. 
“En el camino desde el norte, en cada lugar donde pasamos recibimos abrazos. El pueblo tiene buenos recuerdos cuando ve a un maestro de guardapolvo blanco; no es el caso del Fondo Monetario Internacional, ni del acuerdo que hizo el Gobierno para volver al Fondo, que hoy vuelve a generar preocupación en toda la Argentina”, señaló Carlos Cueva, dirigente del Chaco.
Roberto Baradel, de Suteba, cargó contra la gobernadora bonaerense. “Gobernadora Vidal, escuche lo que los docentes estamos diciendo, ocúpese de la escuela pública. Tenga menos set televisivo y más gestión”. 
Alesso, que tuvo a su cargo el cierre como secretaria general de la Ctera, le puso a la jornada una lectura histórica, política. “Este día es de gran emoción para nosotros, que conmemoramos 30 años de la Marcha Blanca que irrumpió desde el fondo de la patria para conseguir financiamiento educativo. No solamente para salarios docentes; si algo tenemos en claro en este largo plan de lucha es que no peleamos sólo por un porcentaje salarial. La Ctera ha tenido la comprensión de que cada momento histórico tiene que dar un debate que vincula al maestro mal pago con el dolor que sentimos cuando un pibe no tiene zapatillas, o sufre porque a su padre o a su madre los han despedido. No es un destino individual o corporativo el que mueve los grandes hitos del magisterio argentino. El magisterio argentino es protagonista de las grandes luchas populares, de la resistencia a la dictadura, de la vuelta a la democracia. Nos quieren volver a meter para adentro, que solamente discutamos uno o dos temas. La discusión con el Gobierno no es sólo por el modelo educativo: es el modelo educativo y es el modelo de patria”. Luego se preguntó “¿dónde está la política educativa del Gobierno? La única respuesta es ajuste, represión, es enfrentar a los maestros con la comunidad y desprestigiar a la escuela pública”.
Pagina 12
Dujovne y Frigerio ratificaron el rumbo económico
Con la convicción del ajuste
En conferencia de prensa, los ministros ratificaron el rumbo de la economía aunque reconocieron estar al tanto de la “incertidumbre de la gente”. Sobre los cambios en el gabinete y el nuevo rol del ministro de Hacienda como coordinador del equipo económico, Dujovne intentó despejar las duda: “nadie está por arriba ni por debajo de nadie”, afirmó. “Tenemos que ordenar las protestas”, sostuvo también Frigerio sobre la represión y desalojo de los trabajadores del subte.
A pesar de reconocer la “incertidumbre de la gente” y la caída en la encuestas, los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, ratificaron tras la reunión de gabinete ampliado de hoy que el Gobierno continuará por el mismo camino emprendido “porque no hay otro posible”. “Vamos a seguir con este rumbo, con la misma convicción”, afirmaron los funcionarios de Cambiemos, quienes minimizaron los cambios anunciados en su estructura interna. En esa línea, admitieron que las próximas medidas buscarán reducir el déficit fiscal y que negociarán tanto con gobernadores como legisladores en la mesa del “gran acuerdo nacional” para llevar adelante el ajuste.
Dujovne intentó restarle importancia a su reciente ascenso en la coordinación de la política económica nacional y el posterior desplazamiento de los vicejefes de gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. “Acá nadie está arriba ni debajo de nadie porque somos todos ministros”, subrayó el funcionario que tendrá a cargo la coordinación del ajuste requerido por el Fondo Monetario Internacional. Aclaró también que su rol será el de “coordinar los aspectos macroeconómicos” de todos los ministerios que tengan “injerencia en el área económica”. Se reconoció como “par” para luego puntualizar que su rol será el de garantizar que haya “una unidad conceptual monolítica coordinada” entre los ministerios, Hacienda y el Banco Central respecto a las partidas de fondos.
“No hay ningún anuncio para hacer. Enfrentamos, a partir de los últimos cambios, una decisión de acelerar la convergencia hasta el equilibrio fiscal y todas las opciones están sobre la mesa”, admitió al desestimar una rebaja en las retenciones a la soja. “No hay anuncio ni lo vamos a hacer hasta que decidamos qué medidas vamos a adoptar hacia un déficit fiscal más bajo”, completó en sintonía con las recetas requeridas por el FMI para aceptar el trato y otorgar el salvataje por 20 mil millones de dólares.
A su turno, al ser consultado sobre las negociaciones con gobernadores y legisladores para incluirlos en el plan de ajuste, Frigerio afirmó que muchos de ellos entienden que “hay más conciencia de las vulnerabilidades de la situación” y que eso “genera condiciones para hacer un llamado a una mesa de diálogo”. Tal como lo hizo el jefe de Gabinete Marcos Peña al anunciar el supuesto “gran acuerdo nacional” que el mandatario propuso a la oposición, convocó a “todos los actores de la vida pública a dialogar”. “Por cuestiones de coyuntura vamos a arrancar con la cuestión presupuestaria pero eso no implica que tratemos en paralelo otros temas que surjan en esta gran convocatoria”, destacó Frigerio. 
Luego de apelar al “diálogo”, el funcionario cargó contra el proyecto de la oposición que busca congelar las tarifas a 2017 y atarlas a la inflación. Frigerio reiteró que “no es potestad del Congreso discutir tarifas” y que la iniciativa consensuada por los opositores “viola el presupuesto”. “Cambiemos presentó una alternativa que va en línea con lo que pensamos desde el gobierno nacional y lo que piensan los gobernadores, que el tema de la fijación de las tarifas no es una potestad del congreso nacional”, reafirmó.
Frigerio también respaldó al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta en su embate contra los trabajadores del subte que fueron reprimidos el martes con balas de goma y gases por la Policía de la Ciudad. En otro aval al discurso de mano dura contra los manifestantes, el ministro ratificó que el Gobierno ampara esa línea de acción. “Lo que estamos tratando de hacer es ordenar las protestas”, definió y puntualizó: “Queremos que los derechos que tienen los argentinos a protestar no colisionen con el libre tránsito”, reafirmó.
Pagina 12
Vidal echó a cinco trabajadoras que atendían casos de violencia de género en la provincia de Buenos Aires
Despedidas por participar de una protesta
Cuatro trabajadoras sociales y una abogada del área de Género y Diversidad recibieron ayer la notificación de que sus contratos no serían renovados. Todas habían participado de medidas para denunciar la precarización laboral. Para ATE es “un intento de disciplinamiento”.
El sindicato de estatales denunció que las cesantías se enmarcan en la “persecución gremial”.
Cuatro trabajadoras sociales y una abogada de la Línea 144 de atención a casos de violencia de género en la Provincia de Buenos Aires fueron despedidas “por participar de medidas de fuerza”. Esa habría sido la explicación que, según reveló la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), les dio la funcionaria que notificó que sus contratos no serían renovados. El gremio denunció “un intento de disciplinamiento” ante la seguidilla de medidas de fuerza que se vienen llevando a cabo ante un intento de “desarticulación de las políticas de género” por parte de la administración de María Eugenia Vidal.
La decisión de no renovarles el contrato que hace un año y medio unía a las trabajadoras con la Subsecretaria de Género y Diversidad les fue comunicada ayer por la autoridades del Departamento de Legales. En diálogo con PáginaI12, la delegada de ATE Cintia Nucifora contó: “Está claro que la decisión se enmarca en la persecución gremial”, desatada por la gobernación provincial en distintos frentes.
Tal como hizo Vidal con los docentes al descontarles los días de paro, a los trabajadores de la Secretaría de Derechos Humanos también se les restaron del salario mensual los dos días de huelga a los que adhirieron el mes pasado, tras la doble convocatoria de ATE, una a nivel provincial y otra a nivel nacional.
Las protestas en Género y Diversidad no son nuevas. “Desde hace un año y medio venimos reclamando el pase a planta permanente de los compañeros contratados y la estatización del servicio del 144”, explicó Nucifora. Durante ese tiempo se abrieron distintas instancias de diálogo, pero ante “la falta de respuestas” se acrecentaron las retenciones de tareas y otras varias medidas de fuerza. Las cinco trabajadoras a las que no se les renovaron sus contratos participaron de todas ellas.
La Línea 144 es la puerta de entrada para que víctimas de violencia de género encuentren un lugar adonde recurrir en la provincia. Allí no sólo cuentan su caso y dejan registro de la denuncia inicial, sino que el objetivo es que a partir de la llamada sean derivadas a otras dependencias del Estado para recibir protección y contención.
Sin embargo, el servicio de la línea está virtualmente tercerizado. Las contrataciones son hechas por Provincia Net, una empresa del Banco Provincia, y el 90 por ciento del personal está contratado en el marco de la Ley de Emergencia provincial. “Los contratos se les renuevan cada tres meses y muchos vencen este jueves”, alertó la delegada.
Las medidas de fuerza realizadas justamente denunciaban esa modalidad. “Es otro intento de disciplinamiento. Este mes, por primera vez, nos descontaron los días de paro y por lo visto no hay intenciones de blanquear a los precarizados”, señaló Nucifora. 
Además, las modalidades de control aumentaron. “A las chicas les controlan el tiempo y las veces que van al baño y hasta se les toma el tiempo en que tardan en hacer un registro de intervención” cuando se produce el llamado de una víctima.

View image on TwitterView image on TwitterView image on TwitterView image on Twitter
seguimos 6 y 51 en el Instituto de Género de la Pcia. @DerHumanosPBA reclamando la reincorporación de las trabajadoras despedidas de la de las trabajadoras!!! @SantiagoACanton @agustinaayllon @mariuvidal
“Lo que también preocupa –agregó la delegada– es que se trata de personas que fueron seleccionadas por tener experiencia en la temática de violencia de género. Tuvieron capacitación para ingresar al 144 y son un recurso humano muy importante.”
Para la representante de ATE, que también se desempeño en esa área, la cuestión de fondo es más grave. “Se le está cambiando el carácter a la política de género”, agregó la delegada y argumentó: “No buscan herramientas para que el Estado brinde una mejor atención a las mujeres. Su lógica es ‘mostremos que estamos atendiendo y que respondemos llamadas’”.
“El programa de atención contra la violencia de la mujer no tiene que ser un call center que toma reclamos. Hay que escuchar a la mujer, comprenderla, contextualizar el caso, ver qué tipo de violencia sufrió, evaluar el riesgo y ver qué medidas se pueden tomar para una posterior intervención”, enumeró. Sin embargo, concluyó, “esa no pareciera ser la prioridad” de la gobernación.
Pagina 12